Transferencia de imágenes

Se denomina transferencia a la técnica mediante la cual se logra pasar o “transferir” una imagen de un material soporte (generalmente imagen en papel) hacia otro soporte diferente (madera, cartón, tela, fibrofácil, porcelana, azulejo, latón,  etc).

Cuidado! No  confundir TRANSFERENCIA con SUBLIMACIÓN. Si bien los resultados pueden ser semejantes (pasar una imagen de un material a otro) las técnicas y materiales difieren mucho entre si.
En la sublimación se utiliza una pintura especial que tiene la propiedad de cambiar de “estado” cuando se la somete a altas temperaturas, lo que permite forzar el paso de una imagen de un material a otro. Es la técnica más usada para estampar imágenes en cualquier tipo de superficie cuando se requiere muchas copias de un diseño.
(eso será tema de otro post).

En la transferencia, el paso de las imágenes se logra por los siguientes mecanismos.
Se trata de remover la tinta que forma la imagen mediante algún producto químico que luego de “capturar” ésta  imagen, nos  permita retirar el papel que originalmente sirvió de soporte.


Ahora la parte divertida….
MATERIALES:
- Una imagen impresa con impresora láser o fotocopia láser (blanco/negro o color).
Atención: imágenes de impresoras chorro de tinta no sirven, muy probablemente se corra la tinta al humedecer el papel.
También hay información que indica que se puede hacer con imágenes impresas (por ejemplo de revistas) pero hay que tener cuidado, depende mucho del tipo de impresión o si la hoja viene con barniz protector (hojas gruesas con mucho brillo)
- Madera, tela, acrílico, etc. Cualquier soporte al que quieras transferir la imagen.
- Una espátula de goma, o una tarjeta de crédito o similar, un pedazo de plástico recto que sirva para “alisar”.
- GEL PARA TRANSEFRENCIA MONITOR (RECOMENDADO). También hay experiencias satisfactorias con otros productos como GEL MEDIUM ACRÍLICO, HIDRO 10 (adhesivo de Estudio Miguel Lucero), DECOUPAGE FLEXIBLE (ETERNA). Podes ir probando cual te resulta más cómodo y práctico, o intentarlo si ya contás con alguno de ellos.



-Preparando la superficie.
Como mencionamos anteriormente, prácticamente cualquier superficie es válida para transferir imágenes.
En la mayoría de los casos, debemos ser cuidadosos con algunos aspectos.
Si vamos a transferir sobre tela, es preferible que sea de buena calidad, sin mucho contenido de nylon, preferentemente de algodón, y si es una tela nueva, realizar un lavado previo.(muy de moda para hacer almohadones).
Si la superficie es madera, lijar la misma de forma prolija para dar un acabado parejo, lo que facilita que la transferencia de haga de forma correcta.
Si es una superficie a la cuál vamos a dar un fondo con algún tipo de pintura, dar una mano de lija suave una vez pintada ya que las pinceladas pueden dejar imperfecciones.


Una vez que tenemos a mano todos los materiales, comenzamos!
- Se aplica una capa fina y pareja del GEL PARA TRANSFERENCIA sobre la superficie, si quedan lugares sin pintar con el gel, éste no va poder capturar la tinta de la fotocopia (toner), y crea una imperfección cuando retiramos el papel.



Antes de que seque el GEL PARA TRANSFERENCIA, se debe aplicar la fotocopia con EL LADO IMPRESO HACIA ABAJO, para que la tinta entre en contacto con el gel.
Con una espátula de goma, o tarjeta de crédito, ir aplanando (peinando) la fotocopia para eliminar las burbujas de aire, y que el total de la fotocopia quede en contacto con el gel de transferencia.



Dejar secar por completo (toda la noche) o si te gana la ansiedad, apurar el secado con calor (pistola de calor, secador de pelo) pero se corre el riesgo de que el secado no sea total o de forma pareja, lo que arruina el trabajo.

Una vez seco viene la parte dónde hacemos lío…
Comenzamos a mojar con agua y a raspar el papel, con los dedos, trapo, esponja, etc.
La idea es ir humedeciendo el papel de a poco y comenzar a sacarlo mediante fricción.
El papel se va a ir saliendo (haciendo rollitos) y de a poco va apareciendo la imagen transferida al soporte.


Una vez retirado todo el papel, se le puede dar al acabado que se te ocurra (barniz, laca, betún de Judea, aplicarle una pátina, etc).
En caso de transferencia sobre tela se recomienda dar una mano de gel una vez retirado el papel y transferida la imagen, por arriba de la misma. Esta capa extra protege a modo de barniz.




A diferencia de la sublimación con "láminas"(con la cuál estás limitado a la existencia de diseños del mercado), ésta técnica, aunque un  poco más engorrosa, te permite tener mayor libertad a la hora del diseño. Las posibilidades de creación de imágenes y texto por medio de una computadora son infinitas, los recursos de internet son ilimitados en cuanto a gráfica y tipografías, sumado a la capacidad de usar tus propias fotos, te dan la oportunidad de crear piezas únicas.



TIPS:
Cuidado que al transferir la imagen, ésta queda a modo de “espejo”, así que a tener en cuenta este detalle sobre todo si hay palabras en el diseño.
Podes pedir cuando llevás a hacer la fotocopia que den vuelta la imagen, así cuando realizás la transferencia aparezca “al derecho”.


Visto en http://digital-photography-school.com/how-to-transfer-prints-to-wood-an-awesome-photography-diy-project

Share this:

ABOUT THE AUTHOR

Hello We are OddThemes, Our name came from the fact that we are UNIQUE. We specialize in designing premium looking fully customizable highly responsive blogger templates. We at OddThemes do carry a philosophy that: Nothing Is Impossible

0 comentarios:

Publicar un comentario